Grabando en casa: cómo usar el efecto Reverb en tus pistas

Audacity efecto reverbSi hiciéramos memoria de la primera vez que escuchamos música en un soporte masivo como un LP, un Cassette o un Compact Disc, probablemente nos demos cuenta que era difícil encontrar un audio sin reverberación. Vale decir que este es un efecto que se encuentra presente siempre y que, si es bien utilizado, el resultado es sorprendente.

El motivo de este artículo es el de dilucidar qué tipos de reverb existen para cada caso particular.

Entonces, ¿cuál es el motivo principal para usar reverberancia?

Sin dudas, lo que buscamos con este efecto es emular ambientes naturales, y esto se sostiene en la premisa de que los seres humanos no escuchamos elementos aislados unos de otros como si se tratara de objetos sonoros –tal como sostiene Murray Schaffer en su teoría sobre el soundscape-. En la cacofonía de la vida cotidiana existen diferentes sonidos que nos interpelan y que seguramente no somos conscientes de su fuente de emisión ni de la causa de su profundidad, es por ello que al momento de registrar nuestra voz en un estudio cerrado, todo suene “soso” u opaco y con falta de naturalidad. Es allí donde interviene la reverb.

Antes de continuar, cabe una aclaración sobre la reverberación y el eco o retardo (delay). Este último hace referencia a rebotes de ondas sonoras separadas entre sí y que dan lugar a repeticiones audibles de una señal original. En cambio, la reverberación se compone de un complejo conjunto de rebotes audibles gracias al ordenador, pero que al oído humano son imperceptibles.

Tipos de Reverberación

Luego de desarrollar un estándar y definir cuáles son los tipos más usados, los editores de audio –como Audacity- incorporan por defecto todo tipo de clases. Entre las más reconocidas se encuentran:

Room: empleada para la emulación de pequeñas salas, habitaciones, etc. Se destaca por tener rebotes cortos, con sonido fuente y un tiempo de reverb breve. Este efecto emula la acústica de un estudio de grabación o el de una habitación de medidas chicas, con el tratamiento que se merece este tipo de ambiente.

Hall: Ideal para recrear auditorios o salas de conciertos. En contrapartida del anterior, la duración y profundidad de la reverberancia es mayor. Además, pueden emplearse en contextos donde la música sea distendida y sin cambios bruscos en lo tonal. Como ejemplo: en las grabaciones de rock sinfónico de los 70’s (en especial los discos de Génesis), es posible detectar la reverb Hall.

Cathedral: Las catedrales, iglesias y grandes recintos gozan de una acústica única gracias a la irregularidad de sus formas y al tipo de material –sin tratamiento- utilizado en su construcción. Vale recalcar que este tipo de efecto no es recomendable para un montaje multipista, ya que el resultado obtenido puede ser contraproducente debido a la profundidad y duración del efecto.

Plate: Resultante de la vibración producida por una plancha metálica ubicada delante de la fuente de emisión. De esta manera se obtiene un brillo en el audio –predomina la ecualización aguda y media-. Es recomendable para contextos donde la búsqueda de sonidos se basa en la alteración casi completa del audio original.

Spring: Es un efecto con rebotes breves, con un sonido brillante y de carácter marcado, debido a su naturaleza electro-mecánica (elegido habitualmente para amplificadores de guitarras), muy similar a la reverb plate (mecánica). Su uso se ve favorecido en instrumentos como la guitarra, lógicamente, y en los órganos Hammond.

Chamber: Este efecto se logra a través del registro de sonidos de una fuente ubicada en un extremo de una habitación o sala rica en reflexiones, mediante el uso de un micrófono situado en el otro extremo del lugar. De esta manera, se dotará de reverberación natural a una pista registrada en un ambiente seco.

Gate: La compuerta de reverberación se obtiene mediante un corte repentino del efecto en una fase de decaimiento del mismo. Habitualmente se la emplea en instrumentos como la batería, ya que aporta una vibración constante y controlada.

Inverse: Son reflexiones que trabajan a la inversa, o sea, su volumen aumenta en el transcurso del tiempo en vez de decrecer gradualmente. Esta característica es compartida por otros efectos, pero básicamente dan el mismo resultado.

Hasta aquí llegamos con esta introducción a la reverberación, sus tipos y algunos usos. Con el correr de los artículos especificaremos el uso particular de cada una y así entender mejor el proceso de implementación.

Esperamos que haya sido de tu agrado y nos vemos en la próxima.